Ubaldo Romero de Quiñones

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Juan Pablo Calero Delso, bajo licencia CC By-sa petit.png
Ubaldo Romero de Quiñones (Flores y Abejas, 5 de enero de 1902).

Militar, político, periodista y escritor. Nació en 1843 en Ponferrada y falleció en Madrid en 1914. Coronel de Caballería, ganó varias condecoraciones castrenses pero estuvo implicado en conspiraciones de carácter republicano, una identidad política que marcó su biografía. Militó en el Partido Republicano Federal, pero su estrecha amistad con Tomás González Morago le vinculó con el anarquismo; accedió al Consejo de Madrid de la Federación Regional Española de la AIT y Paul Lafargue le denunció como miembro de la Alianza de la Democracia Socialista de Mijail Bakunin. También fue presidente de la sección española de la Liga de la Paz.

Como periodista dirigió La Ilustración Popular y fue redactor de El Combate; durante toda su vida colaboró con numerosos periódicos de muy distinta orientación. Como escritor, publicó más de medio centenar de libros de “carácter social poco pronunciado”, en palabras del historiador Max Nettlau. Autor fecundo, Ubaldo Romero de Quiñones se definía como escritor sociológico, pero es calificado como “demagogo” por el historiador José Álvarez Junco y de “truculento” por Andrés Trapiello.

En los últimos años del siglo XIX fue trasladado a la Alcarria como coronel del Regimiento de Reserva de Caballería de Guadalajara. Durante su estancia mantuvo una constante actividad pública. Socio y conferenciante en el Ateneo Caracense hasta su desaparición, en 1900 y 1901 presidió el Ateneo Instructivo del Obrero, y fue orador frecuente en los actos que convocaba la Federación de Sociedades Obreras arriacense. Además, colaboró en diversas publicaciones periódicas como Flores y Abejas y La Región, lo que no le impidió presidir algún Consejo de Guerra contra periodistas locales.

En Guadalajara escribió y dio a la imprenta algunas de sus obras más conocidas; novelas de fuerte contenido social pero no muy alta calidad, como La Cariátide (1897), La Bestia (1901) o Evangelina (1904), que publicó bajo el seudónimo de Cantaclaro. De carácter político fueron la biografía del regeneracionista Basilio Paraíso (1899), La neurosis anárquica (1900) y La moral democrática (1901); Reflexiones a Pablo vio la luz en 1902 y un año después apareció La verdad social o la redención económica.

También fue traductor de León Tolstoi, del que el periódico La Crónica, de Guadalajara. comenzó en 1897 a publicar por entregas su obra Mi religión, hasta que el cambio de imprenta interrumpió la aparición de sus últimos capítulos, por negarse el nuevo editor, el católico Antero Concha, a tirar el periódico si seguían apareciendo textos del escritor ruso; al año siguiente el texto completo se publicó en un libro impreso en la Imprenta Provincial.

Abandonó la ciudad de Guadalajara en el mes de noviembre de 1903, aunque volvió a visitar la ciudad con mucha frecuencia.

Referencias

  • Calero Delso, Juan Pablo (2008): Elite y clase. Un siglo de Guadalajara (1833-1930). Diputación Provincial de Guadalajara. Guadalajara.