Teatro Auditorio Buero Vallejo (2012)

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de José Ramón López de los Mozos, bajo licencia CC By-sa petit.png
Cubierta de la obra

Teatro Auditorio Buero Vallejo: X Aniversario 2002-2012. Guadalajara: Patronato Municipal de Cultura, 2012, 100 p.

Reseña publicada en Nueva Alcarria, «Baúl de libros», 11 de octubre de 2013.


Con motivo de cumplirse el X Aniversario de la existencia del Teatro Auditorio Buero Vallejo, el Patronato de Cultura, dependiente del Ayuntamiento de Guadalajara, editó un libro, en formato apaisado de cien páginas justas, en el que se dan a conocer los distintos aspectos que constituyen el principal cometido de dicho centro y que constituyen el índice del trabajo que comentamos, cuyo texto fue realizado por Ana del Campo, con fotografías de Javier Barra, Jesús Ropero, Nacho Abascal y otras cedidas por las propias productoras.

«Se abre el telón» por parte del alcalde capitalino, Antonio Román, quién recuerda en su escrito la fecha exacta de inauguración: el 20 de diciembre de 2002, que vino a suponer una especie de punto y aparte en la cultura de la ciudad de Guadalajara, deseosa de una más amplia oferta de actividades. En realidad, la creación de este centro en y para Guadalajara fue considerada en su momento como uno de los actos más importantes a nivel social.

En su inauguración, si se recuerda, intervinieron Carlos Buero, hijo del dramaturgo, que manifestó la satisfacción que para su padre significaba la existencia de dicho auditorio, más como centro difusor de cultura que por el honor de llevar su nombre; el entonces alcalde de la ciudad José María Bris puso de relieve los numerosos esfuerzos que el Ayuntamiento hubo de realizar para llevar a cabo esta obra: «Tenemos -dijo- uno de los mejores teatros del país y ahora nos queda la responsabilidad de darle el contenido adecuado para conseguir la necesaria rentabilidad social»- y, José Bono, presidente en aquel momento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que en su alocución recordaba que los verdaderos propietarios del teatro eran los vecinos de Guadalajara.

Y, en efecto, las palabras que Bris pronunció fueron la base del posterior desarrollo cultural que viene llevando a buen término el teatro auditorio, como también señala Antonio Román: «Se nos planteaba el gran reto de dotar de contenido al Teatro Auditorio a través de una programación de calidad y atractiva al ciudadano». Ello contribuyó a que se fuera trabajando de manera adecuada con el fin de lograr cuanto antes la meta propuesta y, parece ser que, ciertamente, se ha logrado de modo que los habitantes de Guadalajara e incluso de la provincia no tienen que desplazarse a Madrid para poder disfrutar de una cultura de calidad, manifiesta a lo largo de miles de actividades, que se sigue manteniendo en la actualidad, a favor de su verdadero «dueño».

Memoria de actividades

Una emotivas fotografías recuerdan el momento en que la reina Sofía firma en el libro de honor del Teatro-Auditorio, el 15 de diciembre de 2004, y dan paso al índice propiamente dicho, que comienza por las actividades teatrales realizadas a través de un comentario firmado por Miguel Narros en el que significa la importancia del edificio como centro difusor de la cultura y del espectáculo y destaca lo que su advocación tiene de homenaje hacia el Buero Vallejo, tanto como persona, como dramaturgo.

Una amplia serie fotográfica recoge aspectos puntuales de alguna de las obras que se han representado en su escenario: La Cena de los Generales, Amar en tiempos revueltos, Carcajada salvaje, El Avaro, Paseando a Miss Daisy, Angelina o el honor de un brigadier, etcétera.

El apartado de Danza está firmado por Alicia Alonso, que saluda el Décimo Aniversario agradeciendo su dedicación por las artes escénicas y, en especial, por el Ballet y la Danza en general (el Ballet Nacional de Cuba ha actuado en numerosas ocasiones en el Buero Vallejo con notable éxito). Un nuevo grupo de fotos, también en color, recoge momentos cruciales de obras representadas a lo largo de estos diez años, como la Suite Don Quijote, Coppelia, El Cascanueces y tantas otras.

En este apartado se incluyen también las emocionadas palabras de felicitación de Sara Varas: «Felicidades al Teatro Buero Vallejo de Guadalajara con todo cariño, por estos 10 años llenos de trabajo, arte e ilusión, en los cuales, he tenido la suerte de bailar en varias ocasiones y dejar parte de mi alma», y de Víctor Ullate: «Para resumir mi experiencia en el Teatro Buero Vallejo de Guadalajara, tengo que confesar que ha sido siempre un auténtico placer con el que esperamos poder seguir disfrutando, al menos, otra década».

El mundo infantil se recoge a lo largo de un nuevo apartado fotográfico. Actuaciones y representaciones de Farfalle, Jorge Blass, Alicia en el país de las maravillas, Peter Pan, Roboticus.Lazy Town

El apartado destinado a la zarzuela corre a cargo de Juanjo Seoane y en él recuerda su primera actuación en el Buero. Después escribe: «Pienso que si D. Quijote en sus andanzas, pasase por Guadalajara exclamaría: "¡Mi buen Sancho, vive Dios, qué gran teatro se ha levantado en esta villa, y nada menos que llevando el nombre de ese gran escritor y comediógrafo que fue y que será por los siglos venideros Antonio Buero Vallejo, ilustre hombre de estas tierras!"». Hay fotos de Doña Francisquita, de la Antología de la Zarzuela, 'La Revoltosa, La Tabernera del puerto, La rosa del azafrán y tantas otras.

La ópera aparece representada a través de las palabras de Ainhoa Arteta que manifiesta su sincero deseo de que la tarea que se lleve a cabo en el Buero continúe siendo apoyada, con el fin de que la cultura pueda llegar a todos, porque ser cultos significa ser libres.

Es Juan Verdú Zabía quien firma unas palabras acerca del apartado destinado a la Música, aunque lo suyo sea -como aclara- el flamenco: «¿Qué hace un tío de Guadalajara en esto del flamenco? Pos aquí estamos y seguimos y seguiremos mientas no dejen”». Y fotos, siempre fotos en abundancia, que dan idea de las muchas actuaciones realizadas: Juan Valderrama, Inma Shara y la Orquesta del Mediterráneo, Queen, Symphonic Rhapsody, Santiago Auserón, Raphael, Los Panchos, Joan Manuel Serrat, Diego “El Cigala”, Enrique Morente y Mariem Hassan y muchísimos más.

Además, se incluyen otros espectáculos, que viene a recordar Javier Gurruchaga. Sus recuerdos son estupendos, de cuando junto a Charo López interpretaron Carcajada salvaje y por ello felicita a los responsables artísticos y culturales por la feliz iniciativa que cumplió diez años y sobre todo «por hacer realidad este maravilloso sueño que un día tuvo la ciudad de Guadalajara y al que da nombre uno de los más grandes dramaturgos de nuestro tiempo». No faltan fotos de Por arte de magia, de algún Pregón Oficial de Ferias y Fiestas, de La Fura dels Baus, del Sorteo de la Lotería Nacional, o de las marionetas gigantes de Shichuan.

Sala Tragaluz

Y… más cultura en la Sala Tragaluz, como ventana abierta a las más diversas manifestaciones culturales, una sala a la que podría considerarse «multiusos», con un aforo de ciento treinta y tres localidades, por la que han pasado escritores de prestigio, historiadores, médicos, artistas, cantantes, actores, eruditos en distintas materias, etcétera, que en ella han encontrado el lugar idóneo para sus propuestas y manifestaciones culturales.

Y junto a esta Sala Tragaluz, el amplísimo Hall y la Sala de Exposiciones, que también han acogido numerosas muestras de carácter histórico, como el Centenario de la Hispano Suiza, entre otras muchas.

A todo lo anterior hay que sumar el programa de visitas guiadas que desde hace cinco años se viene llevando a cabo, abierto a escolares, asociaciones ciudadanas y otros colectivos con carácter gratuito y que, como es lógico, cada día goza de mayor aceptación entre el vecindario de la ciudad de Guadalajara.

Finaliza este recuerdo conmemorativo con unas páginas tomadas del libro de honor del Teatro Auditorio Buero Vallejo (TABV), la ficha técnica del edificio -desde el punto de vista meramente arquitectónico- y unas estadísticas que ofrecen la cifra de 672.820 espectadores, que han acudido en este decenio al Buero: 986 a espectáculos de género y 599 a actos celebrados en la Sala Tragaluz.