Relieve general

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Francisco Maza Vázquez, bajo licencia CC By-sa petit.png

La altitud media del término municipal de Guadalajara es relativamente elevada. Oscila, entre un máximo de 969 metros en Las Lomas de las Doncellas (NE del término) y un mínimo de 620 metros en el río Henares. Cabe resaltar estas notas generales:

  • Disimetría topográfica entre las márgenes izquierda y derecha del río. La primera presenta un escarpe topográfico entre 80 metros y 100 metros; la segunda se resuelve en una serie de rellanos escalonados.
  • Predominio de las formas topográficas de carácter horizontal en el conjunto del término, que se escalonan a diversos niveles.
  • Ligera inclinación acompañada de pérdida de altitud hacia el SW. Mientras en los rellanos culminantes del sector Las Lomas de las Doncellas y Las Quebradas se superan los 950 metros, en el SE del término (Piedras Menaras y Alto Vereda), las cotas culminantes se encuentran alrededor de los 900 metros.
  • En la margen derecha del río Henares y los rellanos culminantes de Usanos se da el fenómeno contrario, pues la cota más alta de esa zona, en La Pajosa (872 m.), se encuentra en el SW y forma la divisoria de aguas entre el Torote y los afluentes del Henares.

Unidades topográficas

Unidades topográficas del término de Guadalajara.

Altas Tierras Alcarreñas

Constituyen las tierras más elevadas del término municipal de Guadalajara, al susr del mismo, con una altitud que oscila entre un máximo de 969 metros en la Loma de las Doncellas y un mínimo de 720 metros en el Barranco de Valdarachas. En este sector predomina la horizontalidad del suelo, las culminaciones llanas y las pendientes muy débiles. Es la topografía característica de los páramos castellanos. La continuidad topográfica sólo aparece rota de forma sustancial hacia el sur, en el barranco de Valdenazar, con desniveles del orden de 100 metros, entre el fondo del arroyo y el denominado Monte Alcarria. En su conjunto esta unidad topográfica pierde altitud y gana en accidentes a medida que avanzamos hacia el Sur y el Oeste.

El Escarpe del Páramo Alcarreño

Constituye una franja de dirección NE-SW y se caracteriza por tener una topografía de pendientes muy fuertes, pues en un trayecto de muy corto el desnivel se aproxima a los 200 metros (800 metros de altitud en el borde occidental y más de 950 metros en la culminación del Páramo. Se trata en suma de un escarpe casi vertical.

El escarpe se encuentra roto y penetrado por pequeños vallejos que forman los afluentes del río Henares, con dos direcciones dominantes; una orientación SE-NW (Zurraque, Sotillo, Barranco del Val). Dentro del conjunto el vallejo del arroyo de la Vega constituye una subunidad topográfica claramente diferenciada donde se distinguen con claridad un fondo llano a ambas márgenes del río y dos laderas fuertemente escarpadas y rotas por pequeños barrancos al igual que ocurre en todo el escarpe del páramo.

Lomas de Guadalajara

Esta unidad se sitúa entre el comienzo del escarpe del páramo y la cornisa del Henares con una altitud máxima en la cornisa de Valdeapa de 874 metros y un mínimo de 660 metros en el Arroyo de la Vega. Se trata de un territorio que pierde pendiente hacia el oeste y donde la estructura horizontal original se encuentra rota por un sistema de barrancos de carácter transversal y con una orientación fundamental de dirección SW-NE. Destacan los de Zurraque, Alamín, Colmenilla, La Vega y Valdenoches, dando lugar a una topografía movida donde alternan pequeñas lomas y valles.

Cornisa del Henares

Se trata de una unidad estrecha, situada entre 740 metros, en la Colina situada entre el arroyo de la Dehesa y el Arroyo de las Vega, y 640 metros, techo actual del Henares. Las pendientes son bastante fuertes en general y de forma especial en la margen del Henares donde hay taludes verticales de más de sesenta metros. Además de estos taludes resalta la existencia de un gran número de barrancos profundos y de laderas con pendientes muy fuertes, como, por ejemplo Los Mandambriles, Dehesa y Valdehombre. Es, por tanto un sector de topografía muy movida, llamando la atención igualmente las pequeñas subunidades formadas por los arroyos que vierten al Henares.

Rellanos escalonados en la margen derecha el Henares

Esta unidad viene definida por el dominio absoluto de la topografía horizontal y se extiende entre el techo del Henares y la curva de nivel de 700 metros. Se caracteriza por la existencia de una serie de rellanos escalonados que se corresponden con los diferentes niveles de las terrazas del Henares, entre los cuales existen unos escalones apenas diferenciados. A nivel general hay tres: El primero está constituido por el espacio natural de inundación del río, desarrollado casi todo él por la señalada disimetría de las riberas, en la margen derecha; el segundo nivel lo forma el escalón situado entre la antigua carretera de Zaragoza- Carretera de Fontanar y el canal del Henares; y el tercero lo conforma, el escalón del Henares y la curva de 700 metros, que muerde la cornisa del páramo de Usanos en Los Vallejos de Valdeuceda y Las Dueñas; los Arroyos que bajan de las tierras altas de Usanos apenas rompen la horizontalidad de los escalones.

La Cornisa del Monte del Campo-Torre del Águila

Se trata de un escalón topográfico que se desarrolla entre los 700 y los 800 metros de altitud, enlazando los rellanos de la margen derecha del Henares con las tierras altas de Usanos. Sector muy accidentado, pues, aunque las pendientes son inferiores al Escarpe del Páramo Alcarreño, se encuentra cortado por un gran número de arroyos que dan lugar a la formación de barrancos bastante estrechos, entre los que destacan los de Valdeuceda, Portillo y Dueñas.

Tierras altas de Usanos

Se caracteriza esta unidad por el dominio de las formas topográficas de tipo horizontal, con altitudes entre 800 y 850 metros. Se trata de una llanura elevada en la cual han profundizado bastante los afluentes del Henares por el Este y los del Torote por el Oeste, lo cual determina que se pueden individualizar las siguientes subunidades topográficas:

  • Llanos culminantes de Usanos, solo accidentados por pequeños barrancos.
  • Vallejo de las Dueñas, con un fondo bastante llano y unas laderas de pendientes bastante acusadas.
  • Ladera izquierda del barranco Albatajar, donde las pendientes vuelven a ser más acusadas.

Bibliografía

Maza Vázquez, Francisco. Evolución espacial de Guadalajara según la Cartografía. Guadalajara : Patronato Municipal de Cultura , 2008.