Procuradores de Cortes (1709-1789)

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Félix Salgado Olmeda, bajo licencia CC By-sa petit.png
Real provisión de Felipe V para que el Ayuntamiento de Guadalalara pague 500 ducados de ayuda de costa a cada uno de los procuradores de la ciudad, Madrid, 13 de diciembre de 1712. (Archivo Municipal de Guadalajara.)

En el siglo XVIII las Cortes de Castilla fueron una institución ya casi sin importancia, muy vagamente representativa, sin función consultiva, ni hacendística-fiscal. Se reunían casi exclusivamente con la finalidad de jurar al heredero de la Corona. Las Cortes de los distintos reinos de la Corona de Aragón ya no se convocaron tras los Decretos de Nueva Planta (1707 para Valencia y Aragón, y 1714 para Cataluña).

Guadalajara seguía enviando dos representantes (procuradores) elegidos o sorteados entre la oligarquía urbana. Desde la baja Edad Media, uno por parte de los nobles e hidalgos y otro nombrado entre los regidores municipales.


Año Procuradores
1709 D. Juan de Orcasitas, I conde de Moriana (regidor).

D. Felipe Vianco (hidalgo).

1712 D. Luis de Cañas, I marqués de Vallecerrato (regidor).

D. Juan de Villegas y Villasirga (noble).

1724 D. Juan de Dios Silva, X duque Infantado (regidor).

D. Juan Francisco Remírez de Baquedano, II Marqués de Andía y de la Ribera (noble).

1760 D. Antonio Medrano y Mendoza (regidor).

D. Melchor Calderón de la Barca (noble).

1789 D. Diego de Pedroches Astaburuaga (regidor).

D. Antonio de Hierro Arriaga, III Vizconde de Palazuelos (noble).


Referencias

Salgado Olmeda, Félix (1998). Elite urbana y gobierno de Guadalajara a mediados del siglo XVIII. Guadalajara : Patronato Municipal de Cultura.