Procuradores de Cortes (1476-1515)

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Félix Salgado Olmeda, bajo licencia CC By-sa petit.png
Real provisión de los Reyes Católicos para que el Concejo de Guadalajara nombre dos procuradores de Cortes, Granada, 12 de octubre de 1499 (Archivo Municipal de Guadalajara).

El reino de Castilla tuvo desde la plena Edad Media un sistema parlamentario estamental, con representantes de la nobleza, del alto clero y de las oligarquías urbanas. Sin embargo, los Reyes Católicos convocaron exclusivamente a los representantes de las ciudades y, aunque el Emperador Carlos V convocó en algunas Cortes a miembros de la alta nobleza y prelados, desde las Cortes de Toledo de 1538 los tres brazos dejaron de convocarse juntos, y nobleza y clero dejaron definitivamente de asistir a las Cortes a partir de esa fecha, al menos como miembros del estamento social.

El número de villas y ciudades con voto en Cortes variaba en cada convocatoria, dependiendo de la voluntad regia, pero fue Juan II quien, según Carretero Zamora, estableció la “planta” o sistema representativo definitivo, siendo en 1442 cuando se limitó a sólo 17 ciudades y villas la representación del Reino. Enrique IV y los Reyes Católicos consolidaron esta estructura representativa de forma definitiva, aunque en 1498 se incluyó en ella a la ciudad de Granada, seis años antes conquistada.

La función principal de las Cortes fue, junto con la legitimación por juramento del heredero de la Corona, la de aprobar los subsidios (servicios de Cortes) que la monarquía necesitaba. Las ciudades presentaban asimismo numerosas peticiones en defensa de los intereses de los territorios a los que representaban.

Guadalajara era una de las 18 ciudades o villas, cabezas de partido y demarcación fiscal a la vez, participantes en Cortes. Su presencia fue continua en las convocatorias del siglo XV, tanto siendo villa como después con el título de ciudad desde 1460.

Guadalajara mandaba en el siglo XV dos procuradores a Cortes de Castilla, uno era regidor de Concejo y el otro un caballero, noble o hidalgo. Los procedimientos para la designación de uno y de otro en el concejo diferían y además sufrieron una continua evolución por el intervencionismo de los Mendoza, ya que al menos hasta los años 60 del siglo XVI, los duques del Infantado nombraban, bien directamente o bien por su influencia, uno de los procuradores en Cortes: el que correspondía al estado de caballeros e hidalgos, frecuentemente elegido de entre sus familiares, servidores o clientela familiar.

Procuradores con los Reyes Católicos

Año Cortes Procuradores
1476 Madrigal Diego García de Guadalajara (regidor)

D. Bernardino Suárez de Figueroa (regidor, procurador por el estamento noble), más adelante segundo conde de Coruña.

1480 Toledo Pedro Páez de Sotomayor (regidor).

Rodrigo de Campuzano (regidor, alcaide), después comendador de Santiago.

1498 Toledo Diego González de Guadalajara (regidor).

D. Fernando de Velasco (alcaide).

1499 Ocaña Diego de Guzmán (regidor).

D. Pedro Gómez de Ciudad Real (caballero, señor de Pioz, El Pozo y Yélamos).

1500 Sevilla Diego de Guzmán. (regidor).

D. Antonio de Mendoza.

1502-1503 Toledo Lope de Torres (regidor).

D. Fernando de Velasco.

Procuradores con Juana I y durante la regencia de Fernando el Católico

1505 Toro Rodrigo de Mendoza. (regidor), hijo del Cardenal Mendoza, después I marqués del Cenete.

Diego Suárez de Ávila (hidalgo).

1506 Valladolid Francisco García de Guadalajara (regidor).

D. Apóstol de Castilla y Portugal (caballero).

1510 Madrid Iñigo López de Orozco (regidor).

Alonso de Arellano (caballero).

1512 Burgos Íñigo López de Orozco (regidor).

Alonso de Arellano (caballero).

1515 Burgos Doctor Francisco de Medina (regidor).

Íñigo de Arellano (caballero).

Bibliografía

  • Carretero Zamora, Juan Manuel (1988). Cortes, monarquía, ciudades : las Cortes de Castilla a comienzos de la época moderna (1476-1515). Madrid : Siglo XXI.
  • Carretero Zamora, Juan Manuel (1998), “Los servicios de Cortes de Castilla en el siglo XVI”, Cuadernos de Historia Moderna, n. 21, monográfico IV, p. 15-57.
  • López Villalba, José Miguel (1990). "El Cuaderno de Condiciones del Común de Guadalajara de 1405", Espacio, Tiempo y Forma, Serie III, Historia Medieval, tomo 3, p. 121-156.
  • López Villalba, José Miguel (1997). Las actas de sesiones del Concejo Medieval de Guadalajara. Madrid : Universidad Nacional de Educación a Distancia.
  • Mejía Asensio, Angel; Rubio Fuentes, Manuel y Salgado Olmeda, Félix (2007). Historia Moderna de la provincia de Guadalajara. Siglos XVI-XVIII. Guadalajara: Bornova.