Narciso Riaza García

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Juan Pablo Calero Delso, bajo licencia CC By-sa petit.png

Diputado por Guadalajara en 1843 (1ª y 2ª).

Narciso Riaza García nació en Brihuega (Guadalajara) el 29 de octubre de 1811 y falleció en la misma localidad el 5 de septiembre de 1885. Casó con Francisca Grimand y Vázquez, natural de Madrid, y tuvieron tres hijas, Emilia, Josefa y Julia, y un hijo, Narciso Riaza Grimand, que se graduó como licenciado en Derecho y siguió la carrera judicial, y que a su vez fue padre de Narciso Riaza Mateo que también fue un prestigioso jurisconsulto.


A la temprana edad de nueve años ingresó en el seminario diocesano de Sigüenza para seguir la carrera eclesiástica, donde destacó por su inteligencia y constancia. Pero antes de recibir el orden sacerdotal se trasladó a Madrid para estudiar Leyes. Desde entonces, simultaneó su residencia en la capital del reino y en su pueblo natal, cuando los destinos de la carrera judicial no le llevaban a Cifuentes (Guadalajara), Almansa (Albacete), Sigüenza (Guadalajara), Almazán (Soria) o Toledo. Entre los años 1842 y 1862 fue Registrador de la Propiedad y en 1845 abrió su despacho de abogado en Guadalajara.

Hombre polifacético, cultivó la poesía y desde el día 1 de abril de 1842 fue académico de la Real Academia de Ciencias Naturales de Madrid, institución que desapareció en 1847 para dar paso a la actual Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En 1839 fue nombrado rector del Instituto de Segunda Enseñanza de Guadalajara y profesor de Filosofía, Moral y Lógica.

A él se debe la iniciativa de un grupo de vecinos de Brihuega que, en el mes de mayo de 1852, enviaron al arzobispo de Toledo, a cuya archidiócesis pertenecía la villa briocense, unos nuevos estatutos para la Cofradía de la Virgen de la Peña, que fueron aprobados por el cardenal Juan José Bonel y Orbe el 7 de julio de ese año y que permitieron revitalizar la antigua cofradía y mantener el culto a esta advocación de la Virgen. En este mismo sentido, entabló un pleito para que no se viese afectado por la desamortización los bienes con que había sido dotada una capellanía en la iglesia de Santa María de la Peña que había sido fundada por Juan Álvarez del Castillo.

Aprovechando la legislación desamortizadora, en 1836 compró 764 parcelas, que se extendían por unas 240 hectáreas y que le costaron casi 165.000 reales. En 1851 compró a Casimiro López Chávarri una serie de fincas rústicas que éste le había cedido en 1844 y que siete años después pasaron a ser de su plena posesión. Fueron 57 fincas del Convento de Monjas Jerónimas de San Román en Medinaceli y 83 de las religiosas Franciscas de Santiago en Sigüenza, todas situadas en la localidad de Anguita (Guadalajara).

Políticamente, se adscribió al partido progresista, ocupando en 1841 el escaño del partido judicial de Brihuega en la Diputación Provincial.

Elección y actividad parlamentaria

Se presentó como candidato a las elecciones legislativas del 27 de febrero de 1843 por la circunscripción alcarreña junto con Mariano Delgrás Rivas y Vicente Peiró, una terna progresista que contaba con el apoyo de la Diputación Provincial; no por casualidad, Narciso Riaza García era en esos momentos diputado provincial por el Partido Judicial de Brihuega.

Pero a causa de las disensiones que aquejaban a los progresistas en Guadalajara y en toda España, al reunirse la Junta de Escrutinio el 10 de marzo se comprobó que de los más de 5.000 inscritos en el censo electoral, sólo 3.319 habían ejercido su derecho al sufragio y ninguno de los candidatos había conseguido superar el 50% de los votos, por lo que fue necesario convocar nuevos comicios. Celebrados éstos en el mes de abril, los tres candidatos superaron el número de votos exigido y pudieron ocupar sus escaños en el Congreso de los Diputados.

No acabaron aquí los problemas, pues Manuel María Cortijo, vecino de Madrid, remitió una carta a las Cortes en la que acusaba a Vicente Peiró y Narciso Riaza, diputados progresistas por Guadalajara, de haber cometido un delito de apropiación indebida y de ocultación de bienes en relación con unas fincas eclesiásticas desamortizadas que habían sido propiedad de un convento de Ávila.

A pesar de todo, el 26 de abril de 1843 las Cortes dieron por válidos los resultados y el día 30 de ese mismo mes Narciso Riaza García juró su cargo. Ingresó en las secciones Primera, donde actuó como vicesecretario, Sexta y Séptima. Pero los acontecimientos políticos que provocaron el final de la Regencia del general Baldomero Espartero, trajeron como consecuencia la clausura de las Cortes el día 20 de mayo de ese mismo año, por lo que su primera estancia en el Congreso sólo duró tres semanas.

En la convocatoria de septiembre de 1843, volvió a ser elegido diputado a Cortes por la circunscripción de Guadalajara pero con unos resultados electorales aún más menguados. En esta ocasión, de los casi 6.000 inscritos, sólo 3.097 ejercieron su derecho al sufragio activo y Narciso Riaza consiguió 1.931 votos, más del cincuenta por ciento de los emitidos pero menos de un tercio del censo electoral.

En esta legislatura, el Congreso de los Diputados celebró su sesión inaugural el 15 de octubre de 1843; pero la legislatura se vio interrumpida por la convocatoria a Cortes Constituyentes del nuevo gabinete moderado, por lo que cesó como parlamentario el día 10 de julio de 1844.

A lo largo de su presencia en las Cortes, no consta en el Diario de Sesiones ninguna intervención suya en el Pleno.

Fuentes archivísticas

  • Archivo del Congreso de los Diputados. Serie documentación electoral 21 nº 37 y 23 nº 35.
  • Archivo General de la Administración. Signatura 16553, Expediente 0031. Topográfico, 12, 52, CA, 20091 y 21269.
  • Archivo Histórico Nacional. Ministerio de Justicia, Reg. Propiedad 398, expediente 620. Signatura 16.533, expediente 0031. Ministerio de Justicia, Magistrados y Jueces, 4986, expediente 18825. Ministerio de Hacienda, 5386-2, expediente 26.
  • Archivo Histórico Provincial de Guadalajara.. Protocolos, caja 2912.

Referencias bibliográficas

  • BALDOMINOS UTRILLA, Rosario. "Los Diputados a Cortes elegidos por Guadalajara de 1837-1844". En: Actas del IV Encuentro de Historiadores del Valle del Henares (Alcalá de Henares, 1994), p. 265-276.
  • DICCIONARIO biográfico de parlamentarios españoles : 1820-1854. Madrid : Cortes Generales, 2012. ISBN: 978-84-7943-429-8.
  • LOPEZ PUERTA, Luis. La Desamortización eclesiástica de Mendizábal en la provincia de Guadalajara. Guadalajara : Diputación Provincial, 1989.
  • SIMÓN PARDO, Jesús. "Cofradía de la Virgen de la Peña : breves apuntes sobre su historia". Gentes de Brihuega, 2010, n. 14.