Miguel de Atienza

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Juan Pablo Calero Delso, bajo licencia CC By-sa petit.png

Diputado por Guadalajara, 1822.

No conocemos su fecha exacta de nacimiento, pero debió de nacer en los primeros años de la segunda mitad del siglo XVIII, pues sabemos que ocupó su escaño a una edad ya avanzada. Tampoco tenemos certeza de su lugar de origen, aunque seguramente vino al mundo en la localidad de Jadraque (Guadalajara), pues tenemos noticia de otro Miguel de Atienza que nació en esa villa alcarreña en 1742 y que muy bien podría ser su padre.

Desde luego, residió en esa localidad de La Alcarria, que correspondía al arzobispado de Toledo, donde fue nombrado presbítero después de haber sido ordenado sacerdote.

Además, era propietario agrícola, como así se recoge en su acta del Congreso de los Diputados. En 1827 pleiteó con Ruperta Cobeña, viuda de Jadraque, para desahuciarla de una huerta de regadío que era de su propiedad y que le había arrendado a ésta y por la que no percibía la renta estipulada.

Elección y actividad parlamentaria

El día 3 de diciembre de 1821 se celebró en la Sala Capitular de la Casa Consistorial de Guadalajara una reunión de electores, que estuvo presidida por el Jefe Político provincial, Joaquín Montesoro Moreno, para la designación de los dos diputados que enviaría al Congreso la circunscripción de Guadalajara, resultando elegidos Miguel de Atienza y Francisco Mateo Marchamalo, y quedando como suplente Gregorio García Tabernero. Acudieron a la cita siete electores, uno por cada partido judicial, en un proceso electoral con sufragio indirecto.

Como ya había sucedido en las Cortes de 1810, con Andrés Esteban Gómez y José de Roa Fabián, y en las de 1820, con Anselmo Antonio Fernández y Vicente García Galiano, de nuevo un sacerdote ostentaba la máxima representación política de la circunscripción de Guadalajara. La influencia de la Iglesia Católica seguía siendo decisiva en tierras alcarreñas y nunca faltaron clérigos identificados con el liberalismo constitucional.

El 15 de febrero de 1822 abrió sus puertas el nuevo parlamento y el día 20 presentó Miguel de Atienza su acreditación en el Congreso de los Diputados, jurando su cargo el día 25 del mismo mes y año. Cesó como parlamentario el 27 de septiembre de 1823 a causa de la disolución de este órgano representativo y la reasunción de plenos poderes por el monarca. Durante su breve período de actividad parlamentaria solo perteneció a la Comisión de etiqueta, encargada de recibir al rey Fernando VII con motivo de la solemne apertura de las Cortes.

Aunque al comienzo de la legislatura formaba parte del sector más conservador del Congreso de los Diputados, fue evolucionando políticamente hacia posiciones más radicales y en ocasiones apoyó en la Cámara las propuestas más avanzadas. Así, por ejemplo, fue uno de los diputados que firmaron una declaración en la que, bajo el título de “Exposición hecha a las Cortes extraordinarias por sesenta y seis diputados sobre las causas de los males que afligen a la Nación”, se mostraban muy preocupados por el crecimiento de la insurrección absolutista en Cataluña y exigían mano dura para los que amenazaban el régimen constitucional.

Referencias

  • Archivo del Congreso de Diputados. Serie documentación electoral: 8 nº 15.
  • Archivo Histórico Nacional. Consejos, 6305.
  • Archivo de la Real Chancillería de Valladolid. Registro de ejecutorias, caja 3878-50.
  • Arnabat Mata, Tamón. Revolució i contrarrevolució a Catalunya durant el Trienni Liberal (1820-1823). Tesis Doctoral. Barcelona : Universitat Pompeu Fabra, 1999.
  • Calero Delso, Juan Pablo. Elite y clase : un siglo de Guadalajara (1833-1930). Guadalajara : Diputación Provincial, 2008.
  • Diccionario biográfico de parlamentarios españoles : 1820-1854. Madrid : Cortes Generales, 2012. ISBN: 978-84-7943-429-8.