Juan de Cervantes

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Javier Barbadillo Alonso, bajo licencia CC By-sa petit.png

El abuelo paterno de Miguel de Cervantes, el licenciado Juan de Cervantes, vivió en Guadalajara, con su familia, entre 1527 y 1531. En Guadalajara, perteneció al Consejo de Justicia del tercer duque del Infantado, Diego Hurtado de Mendoza. El duque le nombró, el 30 de abril de 1527, su lugarteniente en el oficio de alcalde (juez) de las alzadas de la ciudad de Guadalajara.

Antes, Juan de Cervantes había ejercido como letrado en Córdoba, al servicio del Concejo de dicha ciudad y de la Santa Inquisición. También había sido teniente de corregidor en Alcalá de Henares (1509-1510) y en Cuenca (1523-1524). Su actuación en Cuenca fue muy discutida y tuvo que enfrentarse a veintiún procesos de residencia.

Pleitos con el Infantado

Uno de los hijos ilegítimos del duque del Infantado, Martín de Mendoza, llamado El Gitano, arcediano de Guadalajara, fue amante de la hija de Juan de Cervantes, María de Cervantes. Tuvieron una hija, que se llamó Martina. En 1529, Martín de Mendoza firmó una carta de obligación por la cual se comprometía a entregar 600.000 maravedís a Juan de Cervantes, como dote de María, "por el cargo en que estoy". En 1532, María inició un pleito contra Martín de Mendoza, que no había cumplido su promesa. Por su parte, la Casa del Infantado, a cuyo frente ya estaba el cuarto duque, Iñigo López de Mendoza, hermano de Martín, denunció a Juan de Cervantes, a quién acusó de tercería con su propia hija y de varias irregularidades en el ejercicio de su cargo. Tal vez desde 1531, después de la muerte del tercer duque, por esta causas, Juan de Cervantes ya había dejado la ciudad de Guadalajara y se había trasladado a Alcalá de Henares. Allí nació su nieto Miguel en 1546. La sentencia definitiva del pleito con el Infantado, a favor de Juan de Cervantes, se dictó en 1533. En 1534, Iñigo López de Mendoza intentó ante la Inquisición un nuevo proceso, que no prosperó.

Se desconoce el origen de la relación entre el tercer duque del Infantado y Juan de Cervantes. Astrana Marín supone que un amigo y protector de Juan de Cervantes, Luis Méndez de Sotomayor y de Haro, que había sido su corregidor en Cuenca, pudo presentarle a Pedro Fernández de Córdoba, de la Casa de Priego, y que éste Pedro Fernández, a su vez, pudo presentarle al duque. Pero Astrana Marín solo apoya esta deducción en el hecho de que Juan de Cervantes viviera durante su estancia en Guadalajara en unas casas que pertenecían al conde de Priego.

Referencias en orden cronológico

  • Serrano Sanz, Manuel. "El licenciado Juan de Cervantes en Alcalá de Henares". Boletín de la Real Academia Española, 1925, n. 12, p. 515-517.
  • __ "El licenciado Juan de Cervantes y don Iñigo López de Mendoza, cuarto duque del Infantado". Boletín de la Real Academia Española, 1926, n. 13, p. 18-43.
  • Layna Serrano, Francisco. Historia de Guadalajara y sus Mendoza. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1942, v. 3, p. 139-141 y 152-153.
  • Astrana Marín, Luis. Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra. Madrid : Instituto Editorial Reus, 1948, v. 1, capítulos 1-5.
  • García Gutiérrez, Francisco Javier. "Los Mendoza y los Cervantes". Actas del II Encuentro de Historiadores del Valle del Henares. Alcalá de Henares: Ayuntamiento, 1990, p.373-378.
  • Sliwa, Krzysztof; Eisenberg, Daniel. "El licenciado Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes Saavedra". Bulletin of the Cervantes Society of America, 1997, 17.2, p. 106-114.
  • Sliwa, Krzysztof. El licenciado don Juan de Cervantes. Kassel : Reinchenberger, 2001.

Enlaces