José Díaz de la Pedraja

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Juan Pablo Calero Delso, bajo licencia CC By-sa petit.png

Gobernador civil de la provincia de Guadalajara en 1899.

Con motivo de una amplia combinación de gobernadores civiles se anunció, y así lo recogió la prensa[1], el nombramiento de Arturo Zancada Correvillas como nuevo delegado gubernativo en Guadalajara, aunque finalmente fue José Díaz de la Pedraja el que se puso al frente de la provincia alcarreña.

Nació en Santander en 1856, ciudad en la que murió en octubre de 1923[2]. Se casó con Justa Muñoz San Miguel, que falleció el 29 de enero de 1919, y con la que tuvo dos hijos: José y Juan Díaz Muñoz[3]. En 1872 se trasladó a Madrid para cursar estudios de Derecho en la Universidad Central. Hombre de leyes, prologó la Recopilación general de las leyes y disposiciones complementarias aplicables al Servicio Militar Obligatorio, obra escrita por Gregorio Ponzoa Rebagliato.

Profundamente religioso y propagandista del catolicismo social[4], hizo carrera política en las filas del Partido Conservador; primero en su Cantabria natal, donde fue diputado provincial en varias legislaturas, pues hemos encontrado pruebas de su labor entre 1882[5]y 1887[6]. Dio el salto a la política nacional al ser nombrado gobernador civil de Navarra el 22 de mayo de 1891, y aunque cesó en el cargo el 23 de diciembre de 1892, volvió a ser la primera autoridad gubernativa en Navarra desde el 6 de octubre de 1896 hasta el 12 de octubre de 1897. También fue elegido para el Gobierno Civil de la provincia de Valladolid en el año 1900, para el de Córdoba en 1903 y en 1904 para el de Palencia.

Aunque siempre mantuvo su relación con la provincia cántabra, y pasaba algún verano en Reinosa[7], a principios del siglo XX fijó su residencia en Madrid, en el número 46 de la calle Rodríguez San Pedro, y en la capital del reino desarrolló una notable carrera administrativa; en 1906 ya estaba destinado en el Ministerio de Gobernación, del que en 1911 fue nombrado Oficial Primero[8], y en 1912 fue el primer Secretario de la recién creada Dirección General de Seguridad[9]. Se jubiló en el mes de julio de 1918 con el nivel de jefe de administración civil de segunda[10].

En Guadalajara

En marzo de 1899 fue nombrado gobernador civil de Guadalajara, provincia en la que su mandato fue muy breve, a causa de la manifiesta enemistad de algunos dirigentes conservadores alcarreños, que solicitaron el relevo de un gobernador que no se plegaba a su voluntad caciquil y que era bien visto por los liberales[11].

Notas

  1. Ver, por ejemplo, La Vanguardia, 8 de marzo de 1899.
  2. La noticia del deceso en Flores y Abejas, 7 de octubre de 1923.
  3. La esquela de Justa Muñoz en ABC, 31 de enero de 1919.
  4. Figura en la relación de protectores beneméritos «de la propaganda católica a favor de las instituciones de la clase obrera» en la Revista Católica de las Cuestiones Sociales, Madrid, mayo de 1897.
  5. La Semana Industrial, 1 de diciembre de 1882, recoge una iniciativa suya al pleno de la Diputación de Santander para crear una granja modelo.
  6. Miguel Ángel Sánchez Gómez (editor), Torrelavega: tres siglos de historia. Santander: Universidad de Cantabria, 1995.
  7. ABC, 8 de julio de 1914
  8. ABC, 17 de julio de 1911. En 1909 ya había sido ascendido a Jefe administrativo de tercera clase: ver El País, 2 de enero de 1909.
  9. ABC, 31 de diciembre de 1912.
  10. La Vanguardia, 21 de julio de 1918.
  11. La Crónica, Guadalajara, 14 de febrero de 1907.

Bibliografía

  • CALERO DELSO, Juan Pablo. «Los gobernadores civiles de Guadalajara: una primera aproximación». En: Actas del XIII Encuentro de Historiadores del Valle del Henares. Guadalajara: Diputación Provincial, 2012, p. 231-242.