Hermandad del Santísimo Cristo

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Miguel Angel Martínez Fernández, bajo licencia CC By-sa petit.png
Cubierta del programa de Semana Santa de 1961: iglesia de San Gines y procesión de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz.
Procesión de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz (Programa de Semana Santa de 1966).
Procesión de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz (Programa de Semana Santa de 1998).

Este artículo resume la historia de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, fundada en 1962, una de las cofradias que participa todos los años en la organización y celebración de la Semana Santa de Guadalajara, que en la actualidad cuenta con algo más de 300 miembros.

Fundación

En el año de 1956, la Iglesia de San Ginés (que anteriormente había sido iglesia conventual de los dominicos, en la manzana que hoy rodea a dicho templo), fue restaurada y abierta al público después de haber sido quemada en la Guerra Civil.

D. Julián García García, primer párroco después de esta restauración, logró que en 1959 saliera de su parroquia una primera procesión del Domingo de Ramos, con la imagen de la Entrada de Jesús en Jerusalén, conocido como «La Borriquilla», acompañada de autoridades, niños y fieles de toda la ciudad. Más adelante, reuniendo a un numeroso grupo de fieles les propuso la idea de crear una Hermandad, a la que se lanzaron con gran entusiasmo. La talla del Cristo al que debería rendir culto la Hermandad ya había sido encargada por D. Julián para la parroquia: un Crucificado basado en la talla del Cristo de Benalaque, perteneciente al extinto convento dominico. Se realizó un referéndum para darle nombre, resultando por abrumadora mayoría el de Santísimo Cristo del Amor y de la Paz. Una vez que se recibió el Cristo y se fijo su nombre, se fundó en el año 1962 la Hermndad del mismo nombre.

D. Julián García también se encargó de confeccionar los hábitos de penitencia de los cofrades: túnica blanca con botonadura roja, manguitos rojos con gemelos blancos (que se transformaría en botonadura blanca), capirote rojo con cruz blanca en el pectoral, y zapato negro Se acordó por unanimidad que lo hombres llevaran durante los cultos un crucifijo con cadena y las mujeres un escapulario. Con el tiempo esta disgregación inicial desapareció, luciendo ambos frupos el crucifijo.

La Hermandad fue fundad por 52 hermanos, en su mayoría miembros de la Guardia Civil. La máxima autoridad de este Cuerpo en la provincia preside los actos de la cofradía y sus miembros escoltan el paso de la imagen durante su recorrido penitencial.

Procesiones

En los primeros años la procesión de la Hermandad solo salía el Viernes Santo por la mañana, haciendo un recorrido por las calles de la parroquia. Por esta causa, al iniciarse la procesión a las doce del mediodía, se acordó que en vez de velas, como otras hermandades, los cofrades de esta llevaran una cruz de madera al hombro como símbolo de penitencia.

A principios de la década de los años 80, la Junta de Gobierno de la Hermandad invitó a sus miembros a desfilar el Viernes Santo por la tarde, en la procesión del Silencio y Santo Entierro, ya que entonces no había gran número de nazarenos y para que la procesión cobrara más vistosidad. La Hermandad aceptó gustosamente esta propuesta.

En 1984, un grupo de jóvenes de la parroquia, impulsados por D. Emilio Sánchez Mendo, que ocupaba el cargo de párroco de San Ginés, sacaron por primera vez el paso del Santísimo Cristo a costal, si se prefiere, a estilo sevillano, siendo los primeros que en Guadalajara desecharon las ruedas, sustituyéndolas por esta forma de penitencia.

Este cambio tuvo una gran aceptación en la sociedad alcarreña. Se adquirió un nuevo paso más grande y en madera para mejorar la manejabilidad del mismo por los costaleros. Sin embargo, en 1988, por problemas internos derivados de críticas de otras hermandades, dejaron de sacar el paso a costal.

Historia reciente

En los primeros noventa hubo cierto estancamiento en las celebraciones de la Semana Santa arriacense, al menos hasta 1993. Entonces se produjo un resurgir de esta fiesta, con la salida de varios pasos de distintas parroquias a hombros de los miembros más jóvenes de las hermandades. Comenzó un movimiento para recuperar el cuerpo de costaleros, algo que se consiguió en 1998, justo diez años después de se hubiera abandonado este estilo procesional.

En 1999 D. Isaac del Olmo Ricote deja el cargo de Hermano Mayor, que había ejercido durante casi 20 años. En reconocimiento a su labor, recibe el Título de Hermano Mayor Honorario. Ese mismo año se cumple un proyecto perseguido durante mucho tiempo por D. Isaac del Olmo: la aprobación de los Estatutos de la Hermandad por parte del Obispado de Sigüenza-Guadalajara.

En el 2000 la Hermandad aprueba el escudo distintivo de la misma, diseñado por una de sus hermanas. El 28 de septiembre, el ex-obispo de Sigüenza-Guadalajara D. Laureano Castán Lacoma, por expreso deseo de el mismo, es sepultado a los pies del Cristo del Amor y de la Paz en la iglesia de San Ginés.

En la Semana Santa de 2003, la Hermandad deja de participar en la Procesión del Silencio del Viernes Santo, debido a diferencias insalvables con la Junta de Cofradías, que insiste en realizar un estilo de procesión distinto al que se seguía hasta entonces, en el cual no tiene cabida el acompañamiento musical que el cuerpo de costaleros precisa para mantener el paso.

En diciembre de este año D. José Manuel Zamorano Benito deja el cargo de Hermano Mayor. Es elegido en su lugar, D. Raúl Blanco Orozco, que pretende potenciar la participación de los Hermanos en las actividades de la cofradía. Destaca entonces el deseo de recobrar la historia de la Hermandad, mediante la recuperación de ritos y oraciones presentes al comienzo de su historia, como el Miserere 50, recuperado para la celebración del Quinario en honor del Cristo.También se implanta la Función Principal de Instituto y Jura de Reglas, la celebración litúrgica más importante de la Hermandad, con Solemne Eucaristía y rito de Jura de Reglas por los nuevos Hermanos y Hermanas. Se trasladó esta fiesta del sábado anterior al Quinario al Sábado de Dolores, incorporándose el Solemne Traslado de la Imagen del Cristo desde el Besapiés a su Paso.

En 2004 se procede a la restauración de la imagen del Santísimo Cristo del Amor y de la Paz. En 2007 a la del Paso: se cambia la estructura interior para adaptarla a las necesidades del cuerpo de costaleros y mejorar el sistema de elevación del Cristo, ahora menos agresivo con la imagen que el existente.

También en 2007 la Hermandad de Guadalajara se hermanó con la Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz de Salamanca, con la cual comparte algunas celebraciones.

En 2008 nace la Agrupación Musical de la Hermandad, promovida por su Junta de Gobierno, que desde el 2010 se encarga sel acompañamiento musical de la Hermandad en su Estación de Penitencia. Es la primera de estas características en Guadalajara.

==

  • Martínez Fernández, Miguel Angel (2012). Amor y paz: 50 años de Hermandad. [Guadalajara: Hermandad del Santísimo Sacramento, 2012].