Francisco de Medina

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Félix Salgado Olmeda, bajo licencia CC By-sa petit.png

1482-1538

Licenciado y doctor en leyes al servicio de la Casa del Infantado, padre del cronista Francisco de Medina y Mendoza. Según Francisco Layna Serrano y Juan Catalina García López era miembro, como juez, del «Consejo personal y de justicia» del III duque del Infantado, Diego Hurtado de Mendoza, pequeña audiencia judicial de hidalgos y letrados. Procurador en las Cortes de Burgos de 1515, fue nombrado también en 1520 por los comuneros de Guadalajara para asistir a la Junta de Ávila con la reina doña Juana el 24 de septiembre, con el beneplácito del duque del Infantado, sustituyendo a los procuradores que votaron el subsidio del rey Carlos I, destituidos de forma violenta, a los que una muchedumbre quemó y destruyó su casa.

Parece que tras la derrota de Villalar fue uno de las tres personas (junto a los otros procuradores comuneros, Diego de Esquivel, alcalde de padrones, e hidalgo al servicio de la Casa del Infantado, y el regidor Juan Ortiz de Urbina [1]), que quedó excluido del perdón, confiscándosele sus bienes, y tuvo que exiliarse a Portugal durante un tiempo, volviendo posteriormente, porque de nuevo en 1537 aparece como uno de los miembros del «Consejo» del duque. Provenía de una familia también letrada, ligada al concejo de Guadalajara, porque sus padres fueron el licenciado Diego de Medina, regidor en el último tercio del siglo XV, e Inés de San Vicente, hija o sobrina del regidor y bachiller Diego Rodríguez de San Vicente.

Su esposa fue María de Mendoza, con quien casó hacia 1507. Y sus hijos fueron:

  • Pedro Ruiz de Medina.
  • Francisco de Medina y Mendoza, llamado «el Ciego» (cronista de la ciudad), casado dos veces: (1) con Isabel Carrillo de Mendoza, hija de Diego Ortiz de Urbina y Leonor de Morales. (2) Con Isabel de Campuzano [2].
  • Jerónimo de Medina o de Cisneros.
  • Antonio de Torres.
  • Juan de Orejón (o de Medina).
  • Luis de Orejón que murió en Cuzco, Perú.
  • Bernardino de Medina.

Fue un prestigioso letrado que poseyó una importante biblioteca, valorada en su testamento en 20.000 maravedíes (unos 588 reales). Poseyó un patronato-capellanía llamado de Santa Ana en la iglesia de San Gil de Guadalajara, fundado por su tío Pedro de Medina, secretario del rey Enrique IV [3].

Notas

  1. Del prestigioso clan de los Morales de Urbina. Era hijo de Diego Ortiz de Urbina y María Leonor de Morales, hija del tesorero de los Reyes Católicos Alonso de Morales
  2. APGU, Protocolo 144, testamento de 14 de abril de 1570, y Protocolo 4046, modificación del 26 de abril de 1570.
  3. AHPGU. Protocolo 7, fol. 289, testamento de Bernardina de Medina, hermana del Doctor Medina, 30 de mayo de 1526.

Referencias

  • CATALINA GARCÍA, Juan. (1899). Biblioteca de escritores de la provincia de Guadalajara y bibliografía de la misma hasta el siglo XIX. Madrid : Establecimiento Tipográfico "Sucesores de Ribadeneyra", 1899, p. 319-322.
  • NÚÑEZ DE CASTRO Alonso (1653). Historia eclesiástica y seglar de la muy moble y muy leal ciudad de Guadalaxara. 2ª ed. Guadalajara: Aache, 2003.