Fernando Borlán

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de David Recio Gil, bajo licencia CC By-sa petit.png

El escritor Fernando Borlán Rodríguez nació un 28 de agosto de 1932 en Galleguillos de Campos (León), aldea o pedanía de Sahagún de Campos, localidad cercana al límite de la provincia de León con la de Palencia. Como a todos los de su generación su infancia se vio marcada por el inicio y desarrollo de la contienda civil española; guerra que separaría y dividiría a multitud de familias españolas. Ambos bandos estaban representados en los ascendientes de Fernando Borlán pues su familia paterna era conservadora y la materna era izquierdista.

Recuerdos de infancia

Portada de las Poesías completas de Fernando Borlán.

Mi padre [Desiderio Borlán González]- era bueno, generoso.. relata Borlán, y apunta que era de la Cofradía de Ánimas en Galleguillos: era una cofradía de difuntos y, en 1936, a mi padre le correspondió ser el mayordomo de la cofradía e iba a pedir limosnas por el pueblo. Recuerda Borlán que por esa época, mientras acompañaba a su padre en sus quehaceres de cofrade, vio a un hombre con una mano de seis dedos: con aquella mano fregaba el suelo; no tenía mujer pero sí cinco hijos: uno de ellos era más o menos de mi edad. A los pocos dias el bando nacional acabaría fusilando al hombre de los seis dedos que era republicano y de la UGT.

La afición literaria de Borlán le viene, como se verá a continuación, de su familia y de su gusto por la poesía. De hecho, él mismo manifiesta, en tono exultante: ¡Yo no nací para trabajar en el campo!. Por aquellas fechas, en la casa familiar de Fernando Borlán sus tios ensayaban y representaban el Tenorio de Rojas además de otras obras literarias. Borlán señala que tras los ensayos y representaciones del Tenorio se acababa representando la obra en uno de los dos bares que había, en 1936. El personaje de Don Juan lo hacía entonces su tio Mauro. Por otro lado, su tio Froilán junto con Gliceria Rodríguez, madre de Borlán, representaban también, simultáneamente, la obra Terra Baixa de Ánguel Guimerans; obra que estaba traducida de José de Echegaray. En Terra Baixa, según Borlán, había una gran carga social: abajo vivían los malos y arriba los buenos.

Evidentemente, Fernando Borlán no había nacido para trabajar en el campo. En su niñez, el maestro de escuela le había preguntado si quería seguir estudiando y él y otro más le dijeron que sí. Borlán recuerda que el maestro les dijo entonces que viniéramos con el traje de los domingos y entonces me presentó a dos frailes maristas. Borlán acabó marchándose a estudiar al Colegio Marista de Tui (Pontevedra), aunque, según él, entonces no sabía si iba a estudiar para marista o para qué. El hecho es que acabó haciendo el bachillerato en Tui: iba con sotana y 'babero' de marista; no era el bachillerato propiamente, sino el noviciado y este no tenía validez académica recalca Borlán que ya por entonces escribía poesia y teatro.

Periodista en Madrid

A los diecisiete años de edad Fernando Borlán se fue a Madrid a buscarse la vida. Empezó a publicar artículos y cuentos en las revistas Triunfo y en El Alcázar: Triunfo y El Alcázar eran unas publicaciones falangistas y en cierto modo iban contra el Franquismo señala Borlán. En Triunfo llegó a publicar algún artículo censurado. Un ejemplo es la crítica cinematográfica que hizo de la película española Crimen Perfecto (César Fernández Ardavín). Borlán recuerda que el director de Triunfo me mandó hacerla, me dijo que la modificara y no lo hice; entonces la crítica se publicó bajo el nombre de Tico Medina. En El Alcázar llegó a publicar en una sección de opinión titulada De vivir, velar, junto a José Antonio Revilla, el que fuera guardaespaldas de José Antonio Primo de Rivera en la II República, precisa Borlán. En la citada sección de opinión publicó un número indeterminado de artículos, no todos firmados como ya se ha visto. También intentó publicar en la revista Garcilaso, sin conseguirlo. En Madrid, nuestro autor también estudió periodismo entre 1968 y 1970 en la llamada Escuela de Periodismo que dirigía Antonio del Álamo.

Teatro en Guadalajara

En 1971, Fernando Borlán hizo oposiciones de Lengua y Literatura españolas para enseñanza secundaria: la primera plaza la conseguí en Nájera (Logroño) de forma casual... señala él, aunque fue en El Ferrol (La Coruña) donde impartió sus primeras clases siendo interino. Su hija, Lydia Borlán Pazos, precisa que tras El Ferrol vino luego Nájera (Logroño), El Escorial, Villalba, Las Rozas, Madrid y, por último, Guadalajara. Borlán vivió en el Ferrol hasta el año 1973 siendo uno de los miembros de Teatro Independiente de Galicia, grupo que representaba teatro experimental. En el año 1980 llegaría a ser ya catedrático tras superar el correspondiente concurso oposición. A Guadalajara vino cansado de teatro por primera vez en 1981 gracias a la plaza conseguida en el Instituto Nacional de Bachillerato Brianda de Mendoza. En el mismo estaría hasta el año 2003 aproximadamente. Allí impartió dos materias: Lengua y Literatura y, también, Teatro. En el Brianda, aparte de su actividad docente, Borlán también escribió y realizó un periódico "amateur", fotocopiado, de periodicidad mensual.

En el Brianda de Mendoza Fernando Borlán fue, en el año 1987, uno de los miembros fundadores y coordinador (no quise ser director de la misma afirma Borlán) de la entonces alegal emisora amateur Radio Arrebato; colectivo cultural que también fue fundado, en palabras de Borlán, por alumnos como Carlos Gálvez, Alfonso Usanos, José Carlos Moratilla Machuca... y otros como Álvaro Nuño. El proyecto de creación de la citada emisora nació, según nuestro autor, como excusa para poder retransmitir las actividades de la II Semana Cultural del Brianda. María Pedroviejo Redondo, hoy actriz de televisión y cine, y alumna del Brianda de Mendoza desde el año 1989 recuerda que hizo con Borlán un programa que se llamaba 'Clásicos por la calle' y que era de literatura.

La misma María Pedroviejo, en su etapa como alumna, declara que quería ser actriz; lo tenía clarísimo desde muy jovencita. Entonces pregunté en el instituto quien podía dirigirme para hacer teatro; estaba en primero de BUP. y me hablaron de Fernando Borlán. Junto a otros alumnos de entonces y algunos otros de la Escuela Regional de Teatro como Carlos Alba solicitaron a Borlán la creación de un aula de poesía y teatro en el citado instituto. En un principio, Borlán se negó a dirigir el aula y la obra de teatro que este grupo de jóvenes estaban preparando para ser representada en el instituto (Anillos para una dama de Antonio Gala) porque, según sus propias palabras, no quería hacer más teatro. Fernando Borlán le había dicho a María Pedroviejo: mira, vete a ver a Lope Moreno que es el que lleva la Escuela Regional de Teatro. Lope Moreno tenía el cargo de profesor en la Escuela pero no había nada creado según Pedroviejo. Con la ayuda de algunos alumnos de la citada escuela que María Pedroviejo captó y ante la insistencia de ésta última más tarde Borlán rectificó: luego me animé a ayudarles: ahí empezó el lío. Ante la preparación y montaje de Anillos para una dama, María Pedroviejo comenta que Borlán no quería saber nada de este tipo de teatro, no le apetecía hacer a Gala.... La insistencia de Pedroviejo hizo que, según María, Borlán dijera venga; vamos a hacer teatro. Primeramente hicieron La fablilla del secreto bien guardado de Alejandro Casona; una obra corta de unos veinte minutos que fue lo primero que Borlán hizo después de mucho tiempo alejado de las tablas. Según Pedroviejo ahí actuaron Carlos Alba, Sergio Maseda y yo entre otros. Luego vino la representación del espectáculo Clasicos por la calle.

Fernando Borlán llegó a ser profesor honorario en la Universidad de Alcalá de Henares, donde impartió durante un par de años la materia académica Teoría y Práctica del Teatro, además de dirigir el Teatro La Galera de la misma Universidad. Murió en Guadalajara un 20 de enero de 2008.

Obra literaria

Fernando Borlán reconoce que en mi vida de poeta he escrito cerca de cuatrocientas poesías; también he escrito teatro pero no he llegado a publicarlo. De hecho, como se ha visto, Borlán ha sido más director de teatro que dramaturgo. Pero es su obra literaria la más encomiable aunque, quizá, no la más conocida y valorada. Borlán la define así: mi poesía es una poesía color ceniza: trato de explicarme a mí mismo y el mundo que me rodea que no es muy luminoso; sin embargo, el amor es la línea maestra de mi poesía, la soledad, el tiempo... soy un poeta realista que tiene influencias de San Juan de la Cruz, Luis Cernuda, Lorca, Alberti, José Hierro, Rafael Morales.... Entre sus obras Fernando Borlan destaca su libro titulado Cántico carnal: es una tetralogía poética de cuatro títulos o libros escrita sobre 1971 y publicada en Guadalajara por el Grupo Literario Enjambre en 1985.

Otro título destacado es el libro titulado Por la noche y en medio de la calle (1974): está escrito en Galicia; es poesía pura y dura y fue publicado por Vox. Borlán también prefiere Taberna de humo y sueño: son cinco libros de poesía de alrededor de 1971 y publicados en Guadalajara en 1991: los editores fueron Francisco Núñez, Alfredo Villaverde y yo bajo el nombre del colectivo El Semáforo Verde. Otro libro de poesía publicado es Derrota de los ídolos: lo publiqué en el número 3 de la revista Barataria cuando estaba dando clases en la Universidad de Alcalá.

Últimamente, Borlán se sintió muy orgulloso de uno de los últimos poemas que escribí con motivo del cumpleaños de una chica. También escribió cuatro poemas: uno al viento y otros al agua, al fuego y a la tierra que al final se reunificaron en uno sólo. Actualmente está pendiente de publicar su último libro de poesías: e he entregado el manuscrito a Carlos Alba para su maquetación y publicación. No obstante, asegura que aún tiene trescientos o cuatrocientos poemas inéditos y pendientes de publicación.

En cuanto a sus novelas, Borlán destaca El arcón de la argamasilla: la escribí en Guadalajara entre 1997 y 1999, la presentó en público en el Brianda de Mendoza Rafael Sánchez Mariño que fue catedrático de lengua y literatura.. La segunda edición de esta novela fue editada por la Diputación de Guadalajara en el año 2004.

Notas

  • Artículo originalmente publicado en el diario ‘Nueva Alcarria’ el 2 de julio de 2007 con el mismo título.