Cronología del siglo XVIII

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Natividad Gutiérrez Dubla, bajo licencia CC By-sa petit.png

Reinado de Felipe V (1700-1724)

Libro de la reales cédulas de Felipe V que eximen a la ciudad de Guadalajara del pago de algunos impuestos, para remediar los daños causados por la Guerra de Sucesión (Archivo Municipal de Guadalajara).

1700, 16 de febrero. Aclamación y solemne recibimiento del rey Felipe V. Se alojó en el Palacio del Infantado en su viaje hacia Madrid, donde el día 14 de abril haría su entrada triunfal. Guadalajara celebró la llegada del rey, decorando sus plazas y jardines y adecentando sus caminos.

1701, 5 de septiembre. Nueva visita del rey Felipe V a la Ciudad a su paso hacia Barcelona, para encontrarse con María Luisa Gabriela de Saboya. Concede al Concejo, de nuevo, el ritual del besamanos y, a toda la Ciudad, el espectáculo de cenar en público. También se reparan caminos y se organiza una mascarada, una cacería...

1702, 6 de junio. Regreso del rey desde Barcelona hacia Madrid con estancia en Guadalajara. Con este motivo se celebró un "festival de sonido y color con infinidad de cohetes, árboles, truenos, carretillas y estrellas". También actuaron danzantes con zancos, una modalidad de baile que quedó incorporada, a este tipo de solemnidades.

1706. Guadalajara cuenta con 900 vecinos (unos 3600 habitantes). Este año, el archiduque de Austria ocupa Madrid y Toledo y sus tropas formadas por holandeses, ingleses y portugueses, acampan junto a la ciudad, desde el 12 de julio al 12 de agosto, en el marco de la Guerra de Sucesión. Cuando Felipe V recupera Madrid, el ejército del archiduque emprende la retirada, saqueando e incendiando numerosas casas de vecinos acusados de borbónicos. También fueron asaltados algunos conventos y la iglesia de Santiago. El décimo duque del Infantado, Juan de Dios de Silva y Mendoza, tras algunas vacilaciones, rinde homenaje en el Palacio del Infantado a los reyes Felipe V y María Luisa Gabriela de Saboya.

1707, 6 de marzo. Real Cédula fechada en Madrid, por la que el rey Felipe V exime a Guadalajara y sus vecinos del pago de contribuciones, rentas reales y servicio de millones durante dos años.

1709, octubre. La reina María Luisa acude a Guadalajara a recibir a su esposo, procedente de Aragón. La Ciudad, como siempre, les acogió con afecto iluminando las calles y organizando espectáculos pirotécnicos y bailes sobre zancos.

1710. Una plaga de langosta arruina la cosecha.

1710, diciembre. Durante los primeros días de diciembre, para retrasar la marcha del ejército borbónico, el ejército austriaco vuela tres arcos del puente sobre el río Henares (destrozos que no se repararían hasta el reinado de Carlos III).

1710, 8 de diciembre. Llegada de Felipe V a Guadalajara. En la retaguardia, las tropas del archiduque fueron atacadas por las tropas borbónicas en Brihuega y se rendían el día 9 de diciembre. El Rey oyó misa en Santa Clara donde se había instalado provisionalmente la parroquia de Santiago, devastada por el ejército austriaco en 1706.

1714, marzo. Solemnes exequias por la reina María Luis de Saboya en la Iglesia de Santa María, donde se construyó un túmulo en su memoria.

1714, 25 de diciembre. Celebración, en Guadalajara, del enlace matrimonial entre Felipe V e Isabel de Farnesio. La Ciudad, que había quedado seriamente dañada, aprovecha para solicitar al rey medidas para paliar la situación de crisis económica generada por la guerra.

1716, 21 de mayo. Real Cédula fechada en Aranjuez por la que el Rey perdona la deuda de 20 millones de maravedís que la Ciudad debía a la Hacienda Real desde 1674. También, perdona el cobro de algunos impuestos estatales durante cuatro años.

1717. La población de la ciudad de Guadalajara se ha reducido a 450 vecinos (unos 1800 habitantes).

1718. Nombramiento del primer intendente provincial en Guadalajara, el mariscal de campo Francisco Antonio de Liaño, caballero de Calatrava. La nueva figura que representa la autoridad del rey en los ayuntamientos venía a sustituir al corregidor (en 1749 se unirán ambos cargos). Otra de las reformas de los Borbones en el ámbito municipal, fue la prohibición del arrendamiento de oficios municipales; y para evitar el absentismo en el ejercicio del cargo de regidor, la corona obliga a ejercer el oficio a sus propietarios.

1719. El Concejo adquiere una nueva comparsa de gigantes para la procesión del Corpus.

1719, 3 de enero. Real orden al corregidor y Ayuntamiento de Guadalajara por la que se trasladan a la Ciudad las fábricas de paños finos que en 1718 se instalaron en el Castillo de Aceca (porque "experimentó ser los ayres de este sitio contrarios a los [obreros] holandeses: muchos de ellos perdieron la vida en un verano..."). Fueron 80 las familias holandesas que se trasladaron a la Ciudad. Este mismo año se declararán en huelga por incumplimiento de las condiciones de trabajo.

1721. Solemne recibimiento de Felipe V en Guadalajara.

Reinado de Luis I (1724)

1724, 25 de agosto. Ceremonia de aclamación de Luis I, hijo mayor de Felipe V. Entre otras actuaciones se construyeron dos sencillos arcos triunfales en los accesos a la plaza Mayor. Luis I muere este mismo año y Felipe V regresa al trono.

Segundo reinado de Felipe V (1724-1746)

Panteón de los duques del Infantado en la cripta de la Iglesia de San Francisco. Fue saqueado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia

1727. Las personas empleadas en la Fábrica de Paños son ya 899 y sólo 158 son extranjeros, flamencos en su mayoría, pero también franceses e irlandeses. Finalizan las obras del Panteón de los Duques del Infantado construido por mandato del décimo duque, Juan de Dios de Mendoza y Silva, a imitación del erigido en el Escorial para los reyes. Se aprovechó el lugar que ocupaba la cripta de la Iglesia del convento de San Francisco, construida por la sexta duquesa, Ana de Mendoza.

1734. Fundación de la cofradía de los Santos Apóstoles, cuyos cofrades se incorporan a la procesión del Corpus caracterizados como los doce apóstoles. Siguiendo el modelo de los ya existentes, que se remonta a la Edad Media, se cubrían las caras con rostros de pasta de papel y portaban en sus manos sus atributos característicos.

1739. Huelga en la Real Fábrica. También hubo otras en 1740 y 1750.

1740, 16 de julio. Fallece en el palacio del Infantado la reina Mariana de Neoburgo, viuda de Carlos II. Solemnes exequias en la iglesia de Santa María.

1745. Exequias por Manuela de Salazar en el Convento de San Francisco. Diversos laberintos linguísticos y acrósticos sirvieron para adornar el túmulo alzado en el Convento.

Reinado de Fernando VI (1746-1759)

1746, 23 de octubre. Acta de testimonio del levantamiento del pendón real por Fernando VI.

1746, 25 de octubre. La Real Fábrica de Paños organiza una mascarada y un espectáculo el 25 de octubre para celebrar la subida al trono de Fernando VI. En la plaza de las Reales Fábricas se dispuso un espectáculo pirotécnico en el que ardió un castillo de fuegos de artificio.

1750. Visita de la infanta doña María Antonia Fernanda (hija de Felipe V e Isabel de Farnesio) a la Ciudad, en su camino hacia la Junquera para casarse con el duque de Saboya y rey de Cerdeña. Su recibimiento supuso un gasto de 18.000 reales, cantidad inexistente en las Arcas Municipales por lo que el Concejo solicitó al Consejo de Castilla licencia de endeudamiento. Además de los adornos e iluminación de la plaza Mayor y vías principales de la Ciudad los actos de celebración se centraron en la actuación de la cuadrilla de danzantes de zancos y en un festival de fuegos de artificio. También fueron cuantiosos los gastos empleados en acoger al cortejo en el viaje de vuelta.

1751. El Catastro del Marqués de la Ensenada nos indica que la Ciudad cuenta con 5.131 habitantes, de los que 500 son operarios de la Fábrica de Paños. También informa de que el estamento religioso estaba formado por 39 clérigos seglares y 369 regulares, casi el 8% de la población, y se agrupaban en las nueve parroquias y en los catorce conventos de la Ciudad. El más numeroso era el de San Francisco de monjes observantes con 80 religiosos. Los nobles sumaban 122, casi el 2,5% de la población. El Catastro informa también de lo que el Cabildo de Curas y Beneficiados recibía en concepto de diezmo: unos 83.473 reales y medio, pagados en especie: trigo, cebada, vino, lana... En cuanto a la situación municipal nos indica que, en 1751, el Concejo de Guadalajara obtenía de los "Bienes de Propios" una elevada cuantía: 37.000 reales anuales; sin embargo, los gastos en concepto de salarios, fiestas, pago de rentas, limosnas a conventos e iglesias, pleitos, etc., ascendían a 37.700, con lo que la cuenta anual arrojaba un saldo negativo para las arcas municipales.

1757. La Real Fábrica pasa a manos privadas buscando el saneamiento económico, y su explotación se realizará durante 10 años por el Gremio de paños de Madrid. Finalizado el plazo, la Fábrica volvió a manos estatales. Es de destacar el empeño de británicos y holandeses en hacer fracasar el progreso de la Real Fábrica de Guadalajara, pretendiendo evitar su competencia. La situación será siempre deficitaria hasta su cierre en 1821, cuando, tras el saqueo que se produjo durante la Guerra de la Independencia, fracasan las gestiones de la Diputación Provincial que solicitaba su cesión.

Reinado de Carlos III (1759-1788)

1759, 4 de noviembre. Llega el nuevo monarca Carlos III a la ciudad de Guadalajara, que, a pesar del luto decretado por la defunción de Fernando VI, programó una serie de festejos y se instalaron arcos en algunas calles. En esta ocasión, la Ciudad solicitó al rey la celebración de una feria franca durante quince días, que sustituyera a las dos que, hasta ese momento, se celebraban.

1765. Una real orden prohíbe la representación de autos sacramentales, modelo teatral específico para la celebración del Corpus, muy característico de la cultura barroca española.

1766. Tras los Motín de Esquilache motines de Esquilache en Madrid y otras ciudades, los Borbones crean dos nuevos cargos municipales elegidos entre los vecinos: el diputado del Común y el procurador síndico personero. El primer procurador síndico elegido por el Común de los vecinos y parroquias fue Bernando Díaz Calthañazor, un administrativo de la Fábrica de Paños que tomó posesión el 1 de agosto de 1766.

1787. Según el Censo de Floridablanca la Ciudad cuenta con 6.741 habitantes habitantes, de los que 1500 eran obreros de la Real Fábrica. El Censo indica también que tan sólo 21 familias se declaran hidalgos en Guadalajara.

Reinado de Carlos IV (1788-1808)

1788, 4 de diciembre. Real provisión de Carlos IV que permitía a todas las ciudades endeudarse de sus fondos de Propios o de otras partidas presupuestarias, para celebrar la ceremonia de aclamación del nuevo rey, a la que, por otro lado, estaban obligadas. En el caso de Guadalajara la deuda superó los 80.707 reales.

1789. Durante la celebración del Corpus, se prohíbe la presencia de gigantes y tarascas en los desfiles, así como el disfrute de las danzas. Este mismo año, las malas cosechas originan una crisis de abastecimiento que produce revueltas entre los obreros de la Fabrica.

1791. Derribo parcial de la iglesia de San Andrés. La estrechez de la calle Mayor Baja [hoy calle Miguel Fluiters], dificultaba el paso de los carruajes, y fue la visita del rey Carlos IV, con su carroza, la que determinó el derribo: "...quitando parte del Pórtico de abajo, y comiendo con conocimiento de Maestros, un pedazo de esquinazo por allí de la misma iglesia".

1791-03. Un extenso documento del Archivo Municipal, relata los preparativos, actos y decoraciones realizados durante la visita, la cacería de lobos y la inspección de las Reales Fábricas por el rey Carlos IV, durante los días 3 al 7 de marzo. Los carpinteros de la Ciudad construyeron una pirámide junto a la fuente de Santo Domingo.

1794. Motín causado por la carestía del pan, duramente reprimido por el intendente y las autoridades municipales.

1797, 11 de enero. Los tejedores de la Real Fábrica de Paños inician una huelga. El día 14 de enero entra en Guadalajara una fuerza militar compuesta por dos escuadrones de caballería y dos batallones de infantería, para reprimir las protestas.

Referencias

  • Historia de Guadalajara / Antonio Ortiz... [et al.].- Guadalajara : Ayuntamiento, 1998.
  • Layna Serrano, Francisco: Historia de Guadalajara y sus Mendozas en los siglos XV y XVI.- Madrid : CSIC, 1942.
  • Pradillo Esteban, Pedro José: Guadalajara festejante : ceremonias y fiestas de lealtad a la Monarquía.- Guadalajara : Aegidius, 2004.
  • Salgado Olmeda, Félix: "La Ciudad en el siglo XVIII". En: Guadalajara Ciudad.- Guadalajara : Ayuntamiento, Patronato de Cultura, DL 2010.