Casa Consistorial - Vidrieras

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Nuria Pérez Rojo, bajo licencia CC By-sa petit.png
Vidrieras 01.jpg
Vidrieras 02.jpg

En octubre de 1957, a iniciativa del entonces alcalde Pedro Sanz Vázquez, el Ayuntamiento de Guadalajara encargó la fabricación de dos vidrieras artísticas a la Sociedad Maumejean Hermanos de Vidriería Artística, para colocarlas en los dos ventanales del vestíbulo y escalera principal de la casa consistorial.

Son dos vidrieras de 1,05 m x 2,765 m, acabadas en un arco de medio punto en su parte superior. Están decoradas, tal y como recoge textualmente el presupuesto que se emitió ,en fondo general de tracería de vidrio catedral blanco, cenefa entre dos filetes de color y en la parte superior central el escudo de Guadalajara y Nacional, uno en cada ventanal. Fueron realizadas con vidrios "similis" antiguos, emplomados y enmasillados por sus dos caras con hierros divisorios, guarnecidos con junquillos de madera y varillas de refuerzo.

Las vidrieras se restauraron en 2008-2009. Con el paso del tiempo habían perdido parte del enmasillado y los emplomados estaban cediendo por el peso de los vidrios y presentaban abombamientos. El estado actual se observa en las imágenes adjuntas. Las vidrieras, aunque son de factura sencilla, son de gran belleza. Proceden de una importante empresa constructora de vitrales de mediados del siglo XIX y primera mitad del XX.

La Casa Maumejean

La Casa Maumejean se remonta a 1860, cuando Jules Pierre Maumejean, que provenía de una familia de pintores sobre loza, estableció en Pau (Francia) su primer taller de manufactura de vidrieras para iglesias y oratorios, suministro de cuadros de lienzo, de estandartes, ejecución de pinturas murales, etc. Maumejean Hermanos fue uno de los principales talleres de vidrieras de finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX. Durante más de medio siglo, estos talleres realizaron un número impresionante de vidrieras religiosas y civiles, no sólo en Francia y España donde ellos tenían sus establecimientos principales, sino también en Europa, África, Asia y América. Estas vidrieras están formadas por placas de vidrios pintados y luego “fundidos a fuego” según los métodos antiguos. Llegaron a tener diversas delegaciones en Madrid, Barcelona, París, San Sebastián y Hendaya, y trabajaron tres generaciones seguidas en dichos talleres participando en numerosas exposiciones nacionales e internacionales. Destacando entre las internacionales la de Madrid en 1894, la de París, de 1925 y 1937, la de Filadelphia y Pamplona de 1926, la de Mílan y Madrid en 1927 o la de Sevilla de 1930. En el conjunto de España destacan sus vidrieras de la Catedral de la Almudena en Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Catedral de Cádiz, el Palacio de Justicia de Madrid, la Catedral de Oviedo, el Palacio Arzobispal de Astorga, la Catedral de Bayona, el Ayuntamiento de Biarritz. y diversas obras en Sevilla como el Ayuntamiento, la Plaza de España, el Hotel Alfonso XII y el Archivo de Indias. La Casa Maumejean llevó a cabo en Extremadura obras en vidrio en el Monasterio de Guadalupe y la Capilla del Nuevo Seminario de Badajoz y la cúpula de cristal del actual museo etnográfico de don Benito (Badajoz).

Referencias

  • Archivo Municipal de Guadalajara. Ayuntamiento de Guadalajara (1957-11-02). Referencia AMGU 406704.
  • Sociedad Maumejean de Vidrieras Artísticas [Sitio web]. [1]