Bodega Cerrada

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Félix Salgado Olmeda, bajo licencia CC By-sa petit.png

El Privilegio de Bodega Cerrada fue concedido a Guadalajara, inicialmente, en la Edad Media, por el rey D. Alfonso X y sus hijos D. Sancho (Sancho IV) y la Infanta Berenguela, y revalidado por Real Ejecutoria de la Chancillería de Valladolid en 1505 y en 1750.

Por este privilegio se prohibía introducir vino, mosto y uva de fuera de la jurisdicción del Arciprestazgo de Guadalajara en la ciudad, hasta que no se hubiera consumido la producción interna, beneficiando de este modo los intereses vitivinícolas de los cosecheros de Guadalajara y su comarca en lo que se refería a venta y consumo de vino.

El Cabildo de Heredados o Hacendado, formado por un piostre y numerosos miembros propietarios de tierras, que velaban mediante esta organización por sus intereses agrarios, defendiendo, entre otras cosas, este privilegio de Bodega Cerrada que les garantizaba en las tabernas de la ciudad la venta de vino de forma monopolística..

Referencias

  • Agreda Martínez, A. Mª. «Documentación sobre venta y consumo de vino en Guadalajara (1780-1781)», en Actas del II Encuentro de Historiadores del Valle del Henares, Alcalá de Henares, 1990, p. 445-450.
  • Salgado Olmeda, Félix. Oligarquía urbana y gobierno de la ciudad de Guadalajara en el siglo XVIII (1718-1788). [Recurso electrónico]. Guadalajara : Diputación Provincial, 2003. 1 disco (CD-ROM).