1585-07-24: Ensanche de la plaza Mayor

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
AMGU-1585-07-24-PlazaMayor-01.jpg
AMGU-1585-07-24-PlazaMayor-02.jpg

En 1585, el Ayuntamiento acuerda ensanchar la plaza Mayor. La decisión tiene que ver con el ornato público, pero también invoca razones de seguridad: «para las fiestas que de hordinario ay en ella y no se pueden azer sin pelygro de las gentes, ansi de a caballo como de a pie, suceden desgraçyas en tiempos de toros y juegos de cañas».

Referencia

AMGU 455369. Acuerdo para ensanche de la plaza Mayor. - 1585-07-24. - Incluido en: AMGU 141579. Libro de actas de sesiones del Ayuntamiento de Guadalajara. 1585, hoja 154r-154v.

  • Archivo Municipal de Guadalajara (AMGU). Fondo del Ayuntamiento de Guadalajara. Expedientes de obras municipales.
  • Transcripción de Natividad Gutiérrez Dubla

Transcripción

Para ensancho de la plaça.

El señor dotor Urtado dio noticia que esta Çibdad trata de adornar algunas calles, y la plaça del Conçejo de esta Cibdad es muy estrecha ansi para el concurso de las gentes que vyenen a la Feria y mercados como para bender los basteçimientos.

Como para las fiestas que de hordinario ay en ella y no se pueden azer sin pelygro de las gentes, ansi de a caballo como de a pie, suceden desgraçyas en tiempos de toros y juegos de cañas, y pretendiendo remediar esto, esta Cibdad a deseado mucho tiempo [a] ensanchar la dicha plaça y a entendido que ai agora buena comodidad para ello, porque los dueños de las casas de Bedoya y las demás que se pueden quytar, y es neçesario que se quyten, las venderán, y quedará una plaça quadrada y muy princypal con soportales y bentanas, y se quedará plaça conpetente y se escusarán muchos inconvynientes que resultan de no aber plaça conpetente, que la Cibdad bea en ello lo que convenga.

Y tratado e conferido sobre ello y que las rasones que a propuesto el Señor doctor urtado son ybedentes y convyene mucho se aga y derriben las dichas casas para el ensancho de la dicha plaça, se acordó se aga, se compren luego y por el mejor y más bajo preçio que sea posible y se aga comprobaçion entre todos los interesados y convezynos a la dicha plaça, y entre los demás vezinos de esta Cibdad como proveyere a su merçed del señor corregidor y señores Pedro Suares de Alarcón y don Pedro Hurtado de Balmaseda y Juan de Çuñiga, o los dos de ellos.