Ángel Arquer Peiró

De Enciclopedia de Guadalajara
Saltar a: navegación, buscar
Artículo de Pedro José Pradillo y Esteban, bajo licencia CC By-sa petit.png

ÁNGEL ARQUER PEIRÓ, nacido en Alcocer en 1878, es uno de los profesionales de la fotografía llegados a Guadalajara en la primera década del siglo XX, compartiendo protagonismo y mercado con una generación integrada por Jesusa Blanco, Antonio Lalueta y Francisco Marí; luego incrementada con la aparición de José Reyes, José López y Francisco Goñi amigo de Eduardo Guitián y Revuelta.

Por tanto, sus años de actividad coinciden con un período de esplendor de la fotografía en Guadalajara. Aquel que discurre de 1909 a 1939 y en el que se produce una mayor implantación y concurrencia de estudios profesionales y de fotógrafos aficionados; desplegando una actividad que sólo ha tenido su correlato con la desarrollada durante las décadas finales de esa centuria.

Estudios de Arquer en Guadalajara

Desconocemos en que preciso momento se instaló don Ángel en esta capital –antes de 1912–, aunque sí cuál fue la ubicación de su primer estudio: el número 11 de la calle Madrid, muy próximo, por tanto, a los centros militares más importantes de esta plaza: el cuartel de San Fernando y el cuartel de San Carlos.

Tampoco conocemos su posible ciudad de origen, aunque tal vez pudiéramos suponer que se tratara de una localidad catalana; no en vano, de allí es originario el apellido. También, en la prensa nacional, hemos tenido la oportunidad de ver instantáneas de Olot, fechadas en 1914 y firmadas por Arquer, que quizás pudieran tener alguna relación con el fotógrafo afincado en Guadalajara.

Después de la calle Madrid, en 1917, don Ángel se trasladará a los números 4 y 6 de la calle Mayor Baja. Aquí abrirá al público un establecimiento donde, además de realizar su trabajo como retratista, atenderá las demandas de los aficionados ofreciendo material de laboratorio de la casa Felsenthal, y revelando y positivando sus carretes.

Dos años más tarde, en 1919, volverá a cambiar de domicilio, mudándose ahora al número 54 de la calle Barrionuevo Baja. El nuevo establecimiento abrirá sus puertas bajo un sugerente letrero: ‘‘FOTOGRAFÍA MODERNA’’; donde, según la publicidad, ofrecerá a los clientes la posibilidad de llevarse seis copias de su retrato por tan solo 5 pesetas.

En la imprenta alcarreña

El músico ambulante Guarrete, fotografía de Ángel Arquer (1900)

Las primeras fotografías –hasta ahora localizadas– firmadas por Arquer fueron publicadas en Flores y Abejas en octubre de 1912. En las páginas de aquel semanario, además de una interesante instantánea del interior de la iglesia parroquial de Alcocer, se incluyó un retrato de “Guarrete” que completaba una serie de personajes populares de Guadalajara iniciada por Lalueta. En la imagen, aparece éste músico ambulante con su saxofón en prevenda y una botella de vino amarrada con su brazo izquierdo.

Con aquellas iniciará una estimable colaboración que se extenderá a otros proyectos editoriales. Por ejemplo, en la Guía del turista en Guadalajara se reproduce con su firma una fotografía de la galería del patio del palacio de Dávalos en la que posa un individuo con un cuadernillo de notas –quizás Juan Diges, el autor de esa guía–.

También en el libro La Monja de las Llagas, vida de sor Patrocinio se publican otras dedicadas a las dependencias del convento del Carmen y al sepulcro de la venerable religiosa; y en la Guía arqueológica y de turismo de la provincia de Guadalajara dos fotografías más dedicadas a la catedral de Sigüenza.

Por último, mencionar el interesante reportaje dedicado a los frescos de la capilla de Luis de Lucena conservado en la colección Latorre y Vegas del Centro de la Fotografía e Imagen Histórica de Guadalajara.

Fotógrafo de agrupaciones

La actividad de Ángel Arquer no se limitará al trabajo de estudio y laboratorio o a la confección de reportajes fotográficos para empresas editoriales; sino también, a la captación de instantáneas de grupo y corporaciones, allí donde se le requiriese. Por ejemplo, podemos citar dos fotografías de esta temática.

Por una parte, aquella dedicada a los funcionarios de la Intervención de Hacienda en la terraza de un restaurante de la capital en el homenaje organizado “...para patentizar su afecto al compañero D. Mariano Lacambra García, con ocasión de su ingreso, por oposición, en la carrera Judicial.”, según se lee en el cartón de soporte de la imagen. Y, por otra, la de la directiva del Ateneo Instructivo del Obrero en el jardín de su sede de la calle Enrique Benito Chavarri número 5.

Como ocurriría con Francisco Marí, una sombra se cernió sobre este pionero de la fotografía en Guadalajara a partir de la década de los años treinta; borrándose su huella de la ciudad y dejando, como único rastro, algunas fotografías en los álbumes familiares o impresas en las páginas de las publicaciones citadas más arriba.

Referencias

  • Cabrera Pérez, Luis Alberto (2000): Guadalajara. El lápiz de la luz, Toledo.
  • Cordavias, Luis (1917): La Monja de las Llagas. Vida de sor Patrocinio, Guadalajara.
  • Diges Antón, Juan (1914): Guía del turista en Guadalajara, Guadalajara.
  • García Sáinz de Baranda, Julián, y Luis Cordavias (1929): Guía arqueológica y de turismo de la provincia de Guadalajara, Guadalajara.
  • Pradillo y Esteban, Pedro José (2005): Guadalajara: historia de la fotografía: 1856-1954, Guadalajara.
  • Ruiz Rojo, José Antonio, y Pedro Aguilar Serrano (coords.)(2004): Tesoros fotográficos de Guadalajara, Guadalajara.

Notas

Las noticias sobre el nacimiento y segundo apellido de Ángel Arquer han sido facilitadas por José Félix Martos Causpé.